¿Qué es lo que realmente nos motiva a mascar chicle? A lo largo de la historia, los motivos han variado, a veces ha sido una moda, otras una forma de relajarse, y en algunos casos incluso puede interpretarse como un gesto grosero o motivo de cárcel en algunos países. Pero, ¿sabes cuáles son los pros y contras de mascar chicle para tu salud dental?

Pros de mascar chicle

  • Estimula la salivación. Consigue reducir la acidez en boca y estómago y previene la boca seca.
  • Los chicles que contienen xilitol tienen varios beneficios orales. Inhibe el crecimiento de bacterias y promueve la remineralización de los dientes, reduciendo así el riesgo de caries y formación de sarro. Por supuesto, no hay nada como el cepillado de dientes.Actúa sobre la halitosis (mal aliento), especialmente si son mentolados.
  • Siempre ha sido una buena «alternativa» para los fumadores. El hábito de mascar chicle proporciona un efecto relajante y, cuando se convierte en hábito, sustituye al hábito de fumar.
  • Masticar chicle puede ayudarnos a controlar la presión del oído cuando volamos o subimos a cierta altura al relajar la articulación temporomandibular, la conexión entre el hueso temporal y la mandíbula.

 

Contras de mascar chicle

  • Si el chicle contiene azúcar, tendrá el efecto contrario y promoverá la caries dental, especialmente en los niños. Esto se puede evitar limpiando a fondo después de comer.
  • Cuando se usa en exceso, el chicle puede causar gastritis, cólicos y flatulencia.
  • No castigues tu mandíbula innecesariamente. Esto debe tenerse en cuenta si rechinas los dientes por la noche debido al estrés (bruxismo).
  • Debido al movimiento o fuerza excesiva o antinatural al masticar chicle, también puede afectar la forma en que se cierra la boca (oclusión), afectando y desgastando la articulación de la mandíbula.
  • Ten especial cuidado si usas ortodoncia: masticar chicle puede convertirse en tu peor enemigo. Puede despegar los brackets.
  • Se desgastan los dientes y su esmalte innecesariamente si el consumo de chicle es prologado.

En conclusión, en su justa medida, no debería suponer ningún problema el consumo de chicle. Sí puede serlo si se consume en exceso o si te encuentras en una situación especial como tener una infección o llevar ortodoncia. En todo caso recomendamos consultarnos para poder dar respuesta a cada caso concreto.

¡Comienza a cuidar tu salud bucodental pidiendo cita con nosotros!