La sedación consiente es una técnica de anestesia mediante la cual el paciente llega a un estado de relajación profunda similar al sueño, a la vez que mantiene intactos los reflejos respiratorios. Es un tratamiento muy demandado en caso de Cirugías Bucales y de Implantes, donde el tiempo de la intervención es considerable, así como en casos de niños con fobia al dentista y personas con diversidad funcional.

La sedación se lleva a cabo por médicos anestesistas. En una consulta previa a la intervención se le pedirá una analítica y se realizara un examen clínico. El día de la intervención y mientras dure todo el proceso los anestesistas mantendrán monitorizado en todo momento al paciente hasta la recuperación total que suele ser muy rápida.

Beneficios de la sedación en odontología

  1. Recibir un tratamiento de una forma tranquila y relajada
  2. Evitar el mal recuerdo para posteriores tratamientos al ser una experiencia relajante
  3. Mejor control de la analgesia posterior a la intervención
  4. Técnica altamente segura
  5. Recuperación cómoda y rápida

Miedo al dentista

Muchas personas sienten ansiedad o miedo al dentista. Estos temores vienen dado por las sensaciones o molestia causada por los tratamientos dentales tradicionales. Con la incorporación de la sedación consciente en el gabinete dental, estos miedos quedan totalmente superados y el miedo al dentista será cosa del pasado.