LAS MEDIDAS DE LA BELLEZA

“Nunca olvido una cara… pero con la suya voy a hacer una excepción”.
Groucho Marx 

La idea que tenemos de la belleza es personal, cada cual la aprecia de manera diferente. Con independencia a la subjetividad de lo bello, existen normas que la definen. Estás reglas se establecen a través de medidas especificas que conforma la ARMONÍA del rostro y fijan una serie de PROPORCIONES que nos sirven para valorarla.

Estas son algunas de las PROPORCIONES que con más frecuencia tienden a considerarse:

1. La medida del ancho de la cara es equivalente a la anchura de 5 ojos.

2. La medida del ancho de la nariz es equivalente a la anchura de un ojo

3. La medida del largo de la nariz es equivalente a la anchura de 2 ojos y este a su vez también es equivalente al largo de la oreja.

4. La distancia entre ambos ojos es equivalente a la medida de un ojo.

5. El ancho de la boca es equivalente a la distancia de dos ojos.

6. Los tres tercios de la cara deben tener la misma dimensión.

El paso del tiempo rompe el equilibrio de las partes de la cara. Podemos decir que a partir de los 30 años se empieza a envejecer. Estos cambios están basados fundamentalmente en la disminución de la cantidad de colágeno y elastina en la piel, esto  determina una disminución de su elasticidad. Las diferencias estructurales provocan la caída de los tejidos de la cara, exteriorizando los relieves óseos y profundizando los surcos existentes y en muchos casos la tendencia a la disminución del tercio inferior de la cara.

El proceso del envejecimiento facial está marcado por la genética, así como la exposición al sol, enfermedades generales, cutáneas, situación hormonal, nutrición, evolución del peso, medicaciones, hábitos tóxicos y los cuidados cosméticos que se han tenido. Los cambios mas significativos son los del envejecimiento de la boca: las comisuras labiales descienden, se pierde el filtrum nasal, los bordes de los labios se desfiguran, aparecen arrugas alrededor de la boca y los surcos se profundizan.

La buena noticia es que muchos de estos cambios se pueden revertir, la piel se puede nutrir, borrando pequeñas arrugas y dándole un aspecto de luminosidad y juventud.

Nuestra Clínica ofrece varios tipos de tratamientos que parten del análisis de las proporciones antes relacionadas y la manera que estas se manifiestan en el paciente:

PLASMA RICO EN FACTORES DE CRECIMIENTO

Este tratamiento es ideal para pieles jóvenes, resulta efectivo para prevenir la aparición de los signos del envejecimiento. Consiste básicamente en tomar una muestra de sangre del paciente y aislar el plasma rico en factores de crecimiento mediante un proceso de centrifugado y aislamiento.

Este plasma se reinyecta muy superficial en la piel de la zona de tratamiento con el fin de bioestimular la formación de colágeno activando la formación de tejido idéntico al original.

Todo el procedimiento se ejecuta a la vista del paciente.

ÁCIDO HIALURÓNICO
hialuronico[1]
Este tratamiento se propone cuando los defectos son más evidentes, de manera que es posible perfilar labios, atenuar el código de barras y rellenar los nasogenianos. Es un tratamiento de resultados inmediatos y duraderos.

RADIESSE

Es un producto que se inyecta un poco mas profundo que el hialuronico que es , cohesivo y completamente biodegradable. El componente principal es hidroxiapatita cálcica sintética, un biomaterial que se ha utilizado durante más de veinte años en ortopedia, neurocirugía, odontología, otolaringología y oftalmología. La hidroxiapatita cálcica es el componente mineral principal de los huesos y los dientes. Esta recomendado para efectuar un efecto lifting en las zonas con mayor perdida de volumen, además de corregir los surcos mas profundos.